Publicado el Deja un comentario

El poder de las fantasías

No puedo evitar sentir que pasan los días y con Julián estamos cada vez peor. Nos desencontramos en la cama, el sexo últimamente es realmente olvidable.
Me llega un mensaje, es él que tiene una sorpresa y eso me da un poco de entusiasmo. Cuando llego a casa la encuentro a oscuras, con velas en la mesa y mi comida preferida. No esperaba ésto sinceramente, pero me gusta que haya pensado en mí y en mis gustos.
Vamos a la cama, nos desnudamos, estoy entregada a que, otra vez, nada pase. Me apena pero es así. Comienza a penetrarme, me gusta, pero sólo es eso. Hace meses que no tengo un orgasmo, perdí la cuenta ya… Me sujeta de la cadera y baja hasta las nalgas, y algo distinto sucede, un dedo roza apenas mi ano y veo estrellas. Le pido que repita el movimiento y el calor vuelve a subirme, y parece que a él también porque su miembro está cada vez más duro.

Despacio mete un dedo y la fantasía de la doble penetración me hace estallar en segundos.
Uau, realmente no puedo creerlo. Corro a la mesita de luz, abro el cajón para sacar a Gigi, Julián se ríe porque le digo así en vez de simplemente consolador… no entiende que el nombre también me excita. Vuelvo a la cama y le pido de rodillas «Ahora con ésto».

Mis palabras lo encienden en segundos, me pone en cuatro y me penetra fuerte, comienza a masajear mi culo y la cabeza me va a mil, mete un dedo, dos… grito de placer, las embestidas de su miembro se vuelven más lentas, me pide que respire profundo y mete la punta de Gigi en mi ano. Creo que nunca sentí algo igual, empiezo a moverme para que sepa que necesito más, aumenta el ritmo de ambas penetraciones, estoy a punto de explotar de placer cuando mete a Gigi completamente adentro y una vez mas veo estrellas, retengo el orgasmo para que dure lo más posible, hasta que lo libero y grito de placer. Julián aprovecha mi orgasmo para lubricar aún más y me sorprende sacando a Gigi de un tirón para meter su miembro entero y de un empujón en mi culo, me siento tan llena, pero necesito de mi hermoso consolador en mi vagina, Julián me lee la mente y lo mete lento, ya estoy a punto de irme otra vez y él también, muevo las caderas para recibir su descarga y en cuanto siento su calor, el orgasmo explota entre mis piernas.

HR_190718_LELO_GIGI_2_0071_V3JPG

Lucia Martinelli

Autora

Últimas reseñas de nuestros productos

4,7
Basado en 73 reseñas.
5 estrellas
76
76%
4 estrellas
24
24%
3 estrellas
0%
2 estrellas
0%
1 estrella
0%
  1. Flavia (Propietario verificado)

    (0) (0)
  2. María victoria (Propietario verificado)

    Increíble!!! Lleva el placer a otra dimensión!! Me encantó.
    Pero la batería no dura tanto como esperaba y me molesta pasar por todas las opciones de vibracion hasta la que me me gusta a mi que es la última…

    SMART WAND 2 MEDIUMSMART WAND 2 MEDIUM

    (0) (0)
  3. Patricia (Propietario verificado)

    (0) (0)
Slide 2
Slide 2
Slide 2

compartiendo travesuras

Deja una respuesta